La apariencia es un factor importante y muy determinante en la forma de interactuar con el entorno. Influye en el desarrollo personal y laboral y en las relaciones interpersonales. Los tratamientos faciales ayudan a cuidar la piel y mejorar la apariencia.

Es importante conocer la piel, sus cuidados y sus limitaciones. Se aconseja acudir a un especialista para tener un buen asesoramiento sobre el correcto cuidado de la piel.

Cuidados de la piel, la importancia de la humectación

Cuidados de la piel, la importancia de la humectación La Piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Su función es importante ya que actúa como barrera contra las infecciones, es una membrana termorreguladora, protección del exterior. También, es el canal de comunicación con el entorno ya que es donde están situados los sensores de sensaciones.

Por estas razones necesita de cuidados específicos que ayudarán a prevenir enfermedades y complicaciones. El cuidado general más importante para todo tipo de piel es la humectación.

La humectación consiste en dar a la piel la humedad necesaria para que no sufra daños. Para mantenerse hidratado será necesario hacer un buen uso de crema hidratante y, también, beber agua de forma regular.

Es importante aplicar el humectante en todo el cuerpo. Hacerlo de forma diaria y, si se expone al sol, rehidratar la piel sería lo ideal.

La protección solar, es de uso diario, se aconseja usarla desde los 6 meses de vida. Es importante entender que la exposición al sol puede causar envejecimiento prematuro, manchas, arrugas y causar cáncer de piel.

Conocer el tipo de piel ayuda a la correcta elección del hidratante y del protector solar más adecuado para cada uno. Existen variedades de texturas, como en loción o crema, y también diferentes tipologías de piel. Por ejemplo, las necesidades de una piel mixta serán muy distintas a las de una piel seca.

Hay factores que alteran de forma desfavorable la salude la piel. Entre ellos, destacamos los malos hábitos alimenticios, el tabaco, el consumo de alcohol, el estrés, etc.

Tipos de tratamientos faciales:

Tipos de tratamientos facialesLa estética ha avanzado a paso agigantados en los últimos 10 años. A través de tratamientos y nueva aparatología estética que ayuda a la belleza y a la salud de la piel.

Según la edad, los hábitos y las características propias de cada persona, el cuidado de la piel precisa de un tipo de tratamientos faciales u otros.

Tratamientos faciales preventivos, recomendados entre los 20 y 30 años:

Los nuevos consumidores actualmente demandan tratamientos estéticos faciales de forma preventiva. Ell@s no esperan a que aparezca las líneas de expresión, arrugas o machas. Se anticipan y acuden a centros estéticos para mantener su aspecto saludable.

Los tratamientos de prevención y cuidado se recomiendan en edades comprendidas entre los 20 y 30 años. Ya que, en esa edad, la piel está en buenas condiciones. Si se ha humectado y se ha protegido del sol, los signos del paso del tiempo serán mínimos o nulos.

Tratamientos preventivos recomendados:

  • Limpiezas cutáneas periódicas
  • Peelings naturales
  • Mesoterapia facial, bioestimulación con cocteles ricos en vitaminas c y d
  • Hidrataciones profundas

Estos tratamientos faciales revitalizan la piel, la hacen más tersa y mejoran su apariencia en general.

Consejo casero: crear mascarillas naturales:

Las mascarillas naturales son una buena alternativa para resaltar la belleza de tu piel.

Para revitalizar tu rostro:

  • 3 cucharadas de miel. La miel ayuda a la hidratación.
  • 2 cucharadas de avena en hojuelas. La avena tiene propiedades exfoliantes por su alto contenido de soponina, ingrediente que la convierte en un limpiador facial efectivo.
  • 3 cucharas de limón. El limón por su alto contenido de vitamina c ayuda a mejorar la apariencia de la piel.

En un recipiente muy limpio colocar los tres ingredientes. Integrar muy bien hasta que se haga una mezcla homogénea, aplicar en el rostro y cuello. Dejar actuar por 15 minutos. Lavara la cara con abundante agua y realiza la rutina diaria de noche.

Se recomienda hacer esta mascarilla en la noche y no exponerse al sol con la mascarilla puesta.

Tratamientos faciales de mantenimiento, recomendados entre los 31 y 49 años:

Los tratamientos de mantenimiento se recomiendan realizar entre los 31 y 49 años. Esto es debido a que la piel, tiene debilitada la red de colágeno y elastina por el paso del tiempo. A su vez, suele tener poca luminosidad y falta de vitalidad.

Tratamientos de mantenimiento facial recomendados:

  • Radiofrecuencia: Tenza la red de colágeno existentes y fomenta la creación de neocolágeno. A su vez, rellena las líneas de expresión y revitaliza la piel mejorando su apariencia y textura.
  • Peelings químicos.

Estos cuidados faciales ayudarán a tensar la piel y darle un aspecto más joven. Se recomiendan para mantener el rostro en buenas condiciones y mejorar su apariencia de forma natural.

Consejo casero: Masajes faciales

Los masajes faciales con cuchara son de utilidad para regenerar el colágeno y mejorar la circulación.

Tratamientos de mantenimiento facial, recomendados a partir de los 50 años:

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial se recomiendan entre los 50 hasta los 70 años. Son los más efectivos para las pieles carentes de colágeno con signos del paso del tiempo, líneas de expresión, machas y arrugas.

Hifu, el tratamiento de mantenimiento facial recomendado:

El HIFU facial reafirma la piel del rostro, suaviza arrugas y líneas de expresión regresando 10 años de juventud en sesiones de 30 Minutos. A su vez, mejora la apariencia de la piel en el contorno ocular y el escote.

Este tratamiento hará que tu rostro luzca más joven con una piel revitalizada, luminosa y saludable.

Tratamientos faciales no invasivos:

Todos los tratamientos anteriormente mencionados no son invasivos. Llevarlos a cabo en tu centro no significará mucho tiempo y obtendrás buenos resultados. Además, estarás a la vanguardia en tratamientos que ayudan a resaltar la belleza de tus clientes.